Entrevista

Gerardo Barrera, Gerente Supply Chain y Mejora Continua en Orizon S.A

A pesar de la pandemia logramos mejorar la captura de valor

“Vimos mejorados nuestros resultados y la demanda de nuestros productos en este escenario de pandemia, por lo que tuvimos que reforzarnos en todos nuestros frentes. Con la metodología OR-CA revisamos nuestros procesos de negocios, y nos dimos cuenta de que podíamos mejorar la captura de valor, optimizando nuestros recursos, y operando de manera más eficiente”.

Orizon S.A. empresa del sector pesquero perteneciente al grupo económico de empresas COPEC es una de las compañías nacionales que ha logrado capturar valor en medio de las últimas crisis que han afectado al país. Un acelerante para su exitosa operación ha sido el uso de la metodología de OR-CA Business Consulting, según cuenta, Gerardo Barrera, Gerente Supply Chain y Mejora Continua de Orizon.

¿De qué manera los ha impactado esta metodología?

Hemos obtenido un aumento de nuestro EBITDA del orden de un 10%.  En el mundo pesquero, donde nos vino a apoyar OR-CA, ya sabíamos que teníamos que desarrollar conceptos de excelencia logística comercial, optimización de los procesos productivos y desarrollar el valor agregado. Los tres pilares anclas de la nueva estrategia, pero esta metodología fue un catalizador y un acelerante para aumentar esa captura de valor.

En todo caso, es importante señalar que, desde el estallido social en 2019, veníamos calentando motores con esquemas de trabajo muy enriquecedores del tipo comité de crisis, para ver cómo enfrentar en adelante la operación, logística y comercial, los que nos permitieron abordar de una manera ordenada las prioridades, y sentar las bases para comenzar a trabajar con esta asesoría.

¿Cómo enfrentaron el trabajo en pandemia?

Primero nos enfrentamos a cómo asegurar medidas sanitarias para minimizar contagios al interior del complejo productivo, que presenta alta demanda de mano de obra. Hicimos todas las inversiones y todo lo que técnicamente era viable de hacer.

Fabricamos conservas de pescado, que se transformaron en productos de la canasta básica, con un peak de demanda muy sustantivo, lo que nos llevó a revisar cómo enfrentar nuestras capacidades para reubicarlas, y prepararnos para responder al aumento de demanda mensual en todos los frentes productivos y logística. De hecho, vimos mejorados nuestros resultados y la demanda de nuestros productos en este escenario de pandemia, por lo que nos hemos tenido que reforzar en todos nuestros frentes.

¿Cómo operó el acelerante de la metodología OR-CA?

Con la metodología OR-CA revisamos nuestros procesos de negocios, y nos dimos cuenta de que podíamos mejorar la captura de valor, optimizando nuestros recursos. Sabemos que en el marco de nuestra estrategia tenemos que empujar con más fuerza la excelencia operacional, comercial y logística, que queremos bajar los costos, pero con esta metodología pudimos concretar y acelerar esos planes.

El trabajo con OR-CA nos ha ayudado a alinear objetivos y convocar esfuerzos en una misma dirección. Porque si bien la gran mayoría de las ideas están al interior de la organización, no siempre están las plataformas o el alineamiento para llevarlas a cabo dentro de un horizonte de tiempo determinado.

Convocó a un equipo multidisciplinario, más de 60 personas, y nos ofreció las instancias para escuchar las opiniones de la gente, estableciendo las sesiones necesarias para elaborar una metodología de trabajo que permitiera sacar adelante iniciativas.

¿Pudieron desarrollar algunas innovaciones?

Este proyecto colaborativo también nos aportó con nuevos KPI que no teníamos instaurados. Sumamos un indicador transversal de la industria que te permite hacer benchmark, comparativas de rendimiento, para detectar qué iniciativa o sistemas presentan un comportamiento más adecuado.

También nos hizo ver que teníamos espacios de mejora en eficiencia, que las máquinas no estaban siendo 100% utilizadas, por lo tanto, teníamos espacio para ser más eficientes en nuestros procesos operacionales. En planta, se tradujo en la mejor utilización de equipos productivos.

Hemos podido gestionar mejor la disponibilidad de los recursos, su uso y su planificación para sacarles el mejor rendimiento. Sobre todo, de los tres principales recursos con que cuenta la planta: las personas, las máquinas, y las materias primas. 

¿Qué hace distinta a esta metodología de operaciones en relación a otras?

No existe costumbre de usar metodologías tan transversales y multidisciplinarias en donde haya exposición formal frente a un comité de gerencia cada tres meses de parte de los equipos, en donde además se saca lustre a esas ideas. Efectivamente la metodología convoca a eso.

La metodología OR-CA empuja al benchmark. La dinámica de las reuniones desafía a las distintas áreas en término de lo que están haciendo actualmente y las invita a revisar cómo lo hace la competencia, y cómo se hace a nivel mundial.

¿Cómo manejan la resistencia de los equipos?

La resistencia del equipo es muy fuerte, pero se trabaja con tiempo. Hay que entrar con cierto grado de humildad, pero con clara determinación de que no se está cuestionando la gestión a la fecha, sino que se está buscando nuevas oportunidades, por lo que se pide al equipo apertura en el auto desafío.

¿Cuál es el balance de esta experiencia?

A pesar de las dificultades operativas para operar con los protocolos sanitarios, hemos sido competitivos en costos, y hemos comprobado que definitivamente si se quiere tener una estrategia de negocios de largo plazo, se debe buscar el camino correcto, y el camino de la productividad es uno de ellos.

Empresas sanas financieramente debieran convencerse a nivel ejecutivo y de quienes toman decisiones que éste es un camino sano y de largo plazo, que se queda instalado en la cultura operacional.

Gerardo Barrera,

Gerente Supply Chain y Mejora Continua en Orizon S.A.