Cambio climático y productividad

Efectivamente los efectos del cambio climático son irreversibles, según el informe de la ONU, lo que es un mazazo removedor, como fue señalado hace unos días. Sin embargo, se trata de una oportunidad de mejora para Chile no solamente por la responsabilidad ética que corresponde a cada empresa, sino porque considerar los efectos de la producción en el cambio climático es un buen negocio.

Las compañías usan el medioambiente para crear valor y construir ventajas competitivas y deben hacerlo de manera eficiente y con los retornos adecuados. Ya lo señalaban en 2006 Daniel Estay y Andrew Wilston, en Green to Gold.

Hoy la acción decidida es una obligación, y el camino es la productividad, porque habilita la menor utilización de recursos naturales, con el consiguiente cuidado del medio ambiente. Maximiza el uso de recursos, por lo que se reducen las fuentes de pérdidas. Por ejemplo, la minería está disminuyendo el uso del recurso hídrico, frente a la sequía y escasez y al ser más productivos usan a la vez menor tiempo sus mismos equipos.

A la inversa, sino se considera este aspecto en las industrias, y continuamos en la misma línea, Chile perderá hasta 28% de su PIB al 2050 por el cambio climático, impactando en el nivel de pobreza y desigualdad, tal como alertó la reaseguradora suiza Swiss Re.

Por ello, hay que acelerar las nuevas dinámicas de operación. Nuestro país es rico en recursos naturales, por lo que es imperativo enfocar negocios que permitan mejorar la productividad y potenciar la inversión y el desarrollo sustentable, en línea con la salud del medioambiente y de la economía, y considerando el lado humano de la productividad, con sueldos acordes a los rendimientos y oficios transversales que son verdaderamente un aporte para el desempeño de los negocios.

 

Se requiere profesionalizar este tránsito, integrando a los diferentes estamentos con innovación y mirada de largo plazo. Varias de las principales compañías del país ya están trabajando en ello en las áreas mineras, sanitarias y acuícolas, incluso capturando valor en medio de la pandemia.

Francisco Ortúzar

Socio de Orca Business Consulting

Texto Orignal en Radio Cooperativa